Al Día 09/10/2019

Arcor y Bagley adelantan vacaciones en Córdoba por la crisis




La empresa de galletas Bagley decidió, producto de la crisis, adelantar las vacaciones con el objetivo de reducir el nivel de sobre stock que tiene. Por la misma causa y con el mismo fin, Arcor decidió llevar a cabo la misma medida. 

Héctor Morcillo, titular del gremio de trabajadores de Industrias, dijo en diálogos radiales que aunque la medida está dentro del marco legal, "es un perjuicio para los trabajadores por el escaso poder de compra y porque los hijos están en la escuela".

Para el sindicalista "se está transfiriendo el ajuste a los trabajadores porque una de las herramientas que encontraron las empresas es el fraccionamiento o adelanto de las vacaciones".

"En Tucumán las empresas fraccionaron vacaciones dos semanas, en la molienda de maíz ya había ocurrido en Arroyito y en Bagley Córdoba y Totoral también se han fraccionado vacaciones en el mes de julio y de octubre", amplió.

"La finalidad de la empresa es bajar stock, pilotear esta baja de demanda y caída del consumo hasta que se vean indicadores que vayan reactivando el consumo", lamentó. 

Para el caso de la compañía  ARCOR, comandada por Luis Pagani, busca la misma salida: sortear la caída de ventas liquidando stocks y achicando costos de producción.

Según explicaron fuentes gremiales, la medida fue acordada con los representantes de los trabajadores y afectaría a más de 2.500 personas de sus plantas ubicadas en Colonia Caroya (Córdoba), Villa Mercedes (San Luis), Salto (Buenos Aires) y Tucumán.

El acuerdo contempla parar las fábricas a partir del próximo 4 de noviembre por dos semanas consecutivas y para el resto de sus establecimientos productivos se seguirán evaluando los pasos a seguir aunque no se descarta que la medida se extienda en los próximos días a más plantas de producción.







Enviar Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores.




 Sin Comentarios