Al Día 14/03/2019

Cristina Kirchner le informó a la Justicia que su hija padece una obstrucción linfática




La hija de la ex presidenta Cristina Kirchner, Florencia Kirchner, se quedó en Cuba y no pudo viajar de regreso a la Argentina porque padece de una enfermedad llamada linfedema, que significa la acumulación de líquido linfático en las piernas, según argumentó el abogado de la senadora y de su hija ante la Justicia.

Florencia había obtenido un permiso de la Justicia para viajar en febrero por un mes a Cuba con fecha de regreso 10 de marzo, es decir el domingo pasado. Pero el último día hábil previo, es decir el viernes 8, su abogado informó de esta situación al tribunal y consiguió que el permiso se le extienda por unos ocho días más.

Tanto la exjefa de Estado como su hija tienen causas judiciales en Comodoro Py relacionadas a la empresa Hotesur y Los Sauces por lavado de dinero y asociación ilícita. Sobre esto, Cristina dijo que la joven recibió una "persecución feroz a la que fue sometida" por la que empezó a tener "severos problemas de salud" debido al "brutal estrés que devastó su cuerpo".







Enviar Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores.




 Sin Comentarios