Al Día 31/07/2020

Scioli ya tiene fecha para aterrizar en Brasilia



Viajará dentro de diez días para asumir en una de las embajadas más importantes para el país, en medio de fuertes diferencias ideológicas.


| Por Germán Negro |

Aunque parezca increíble, la Argentina aún no tiene a un representante en la embajada más importante de América Latina, incluso uno de los países más importantes del mundo desde el punto de vista comercial. Pero, después de idas y vueltas, con ribetes ideológicos en el medio, se dispuso que Daniel Scioli arribe el 10 de agosto a Brasilia.

Designado embajador, el ex vicepresidente armará lo que se considera el desafío diplomático del año: restablecer los vínculos, muy desgastados, con la administración de Jair Bolsonaro. Llegará con el pedido expreso de  enfocarse en reflotar los lazos comerciales, los proyectos de infraestructura y la integración física. “Hay que desideologizar las relaciones y enfocarnos en trabajar juntos con Brasil para salir unidos de este flagelo mundial de la pandemia”, expresó Scioli al sitio Infobae.

El desafío de Scioli será grande porque se está en el peor momento de las relaciones bilaterales en las últimas cuatro décadas. Se debe al mal vínculo personal entre los presidentes Alberto Fernández y Bolsonaro, la caída de la economía en más del 10 por ciento en ambos países golpea fuerte a los lazos comerciales y los efectos del COVID-19 no dan tregua en el armado de una agenda normal.

Por ahora, no hay intenciones de armar una reunión entre Bolsonaro y Alberto Fernández, debido a que hubo cruces verbales en los últimos tiempos entre ambos por la estrategia sanitaria para encarar la pandemia del coronavirus y una antinomia visible en términos de socios regionales. Fernández se muestra más cerca de una integración con los líderes progresistas latinoamericanos nucleados en el Grupo Puebla y Bolsonaro promueve el Grupo Lima, enfrentado abiertamente a Venezuela.

La gestión de Scioli en Brasil se limitará en este caso a una relación de “respeto institucional” con y tratará de estrechar más lazos con la diplomacia del vecino país. El ex motonauta se reunió en los últimos días con el canciller Felipe Solá; el jefe de Gabinete del Ministerio, Guillermo Chávez y el secretario de Relaciones Económicas de la Cancillería, Jorge Neme, para apuntalar la agenda de trabajo que se llevará a Brasil.

La balanza comercial global, que en promedio siempre fue de unos 40.000 millones de dólares, en los últimos años resultó negativa para la Argentina en casi siete mil millones de dólares. El desafío de Scioli será levantar esa diferencia de números comerciales.







Enviar Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores.




 Sin Comentarios