Al Día 17/10/2019

Tensión y milagro en el subte de Recoleta: ¿Intento de robo o desmayo?



Por Martié Esparza


En la espera al próximo subte, entre el tumulto de gente, ocurre lo que muchos imaginamos alguna vez ante la falta de barreras de seguridad que hay en la estación de subte, esta vez, en la Línea D, en Recoleta.

Ojalá este hecho sirva para repensar las medidas de seguridad que deberían existir de manera urgente. Las imágenes hablan por sí solas, luego, entre el amontonamiento y la desesperación, las hipótesis de un supuesto robo crecen entre quienes reproducimos el video una y otra vez.

Un hombre, de gran tamaño, apoyado sobre la columna de piedra, debajo del cartel amarillo que indica “Linea D”, se descompensa, y cae como peso muerto, soltando su mochila y empujando a la vez, a una mujer que venía caminando por la galería del andén, y que intenta, en vano, frenar la caída, pero la inercia del empujón  es tan fuerte que su cuerpo cae hacia las vías y se da un golpe tremendo, que no le permite reaccionar.

Antes de plasmar las hipótesis que dividen a los usuarios entre lo que pareció ser un intento de robo, y lo que fue simplemente un accidente, continuaremos con los hechos como tal, aquello que no se puede poner en tela de juicio.

Cuando la mujer cae a las vías, su cuerpo se golpea tan fuerte contra el suelo que no puede reaccionar, y los pasajeros con la esperanza de salvarle la vida comienzan a hacerle desesperadas señas a la cabina de conducción: con las manos, con sus bolsos, un joven balancea su mochila, gritan, se mueven, hasta que la conductora, que pudo ver las intervenciones, logra frenar la formación a tiempo, a dos metros de la mujer, evitando lo que habría sido una terrible tragedia.

El hecho se produjo el 15 de septiembre pasado en la estación Pueyrredón de la línea D del subte en Recoleta, quedó registrado por las cámaras de seguridad de la estación y recién trasciende, para hacerse viral y generar tensión en los usuarios de las redes.

Pero no todo queda ahí. Hay quienes afirman, según lo que las imágenes muestran, que el hombre no “se descompensa” y en realidad la caída es adrede, con una intención que sólo él conoce, pero a las imágenes pareciera tratarse de hurto.

Si seguimos con atención al hombre que al principio poseía una mochila negra que deja caer cuando se “descompensa”, éste cae, empuja a la mujer y siguiendo atentamente se puede observar con claridad cómo se arrastra un pie, luego el otro, hasta que se arrodilla y se levanta, se dirige hacia la columna donde antes se encontraba, esta vez, con una bolsa blanca en sus manos, la revisa, y ahí, por lo menos desde mi punto de vista, se acerca nuevamente al tumulto y lo pierdo.

Algunos usuarios aseguran que este hombre es un ladrón y que debería ser investigado por la Policía, ya que realmente tenía intenciones de robar y que hasta el desmayo es una mentira, parte de su siniestro plan para robar.

Lo cierto es que es algo sospechoso que luego de desmayarse pueda reaccionar tan rápido, arrastrarse, arrodillarse y levantarse. Quizá quería robar y le salió el tiro por la culata, porque por lo menos yo, no pude ver que huya con la bolsa blanca, o que vuelva a buscar la mochila que deja tirada al momento de su caída. Además, tampoco trascendió hasta ahora que hubiera alguna denuncia de robo.

Mira el video. 



El programa Encendidos, de radio PLX PULXO, se comunicó por teléfono con Roxana Flores, la motorman del vehiculo, quien manifestó haber manejado muchos nervios en el momento que ocurrieron los hechos y afirmó no conocer sobre lo que se dice del supuesto robo, y recién ayer pudo ver el video, como lo vimos todos.







Enviar Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores.




 Sin Comentarios