Puro Deporte 26/03/2019

Victoria decepcionante de Argentina



Por Joaquín Capello


Argentina le ganó 1 a 0 a marruecos con gol de Ángel correa a los 83 del segundo tiempo en un partido donde no hubo grandes emociones. Mucho viento, patadas y empujones, pero poco fútbol. Argentina ganó, pero preocupa y decepciona con su juego.

El resultado es una vidriera que oculta el pésimo y pálido juego de la selección albiceleste. Luego del golpe del mundial 2018, en donde Argentina quedó afuera en octavos de final ante Francia, se esperaba una renovación en la cancha y con Lionel Messi presente, fue así como Lionel Scaloni lo dispuso el viernes pasado ante Venezuela, el equipo perdió 3 a 1. Otros pedían una renovación sin Messi en la cancha, porque todos jugaban para él, hoy se dio así, el equipo ganó ante un pobre equipo por la diferencia mínima, en una decepcionante actuación. No sabemos que se pedirá ahora, solo sabemos que hasta el momento y desde hace muchos años, la Selección Argentina no posee una identidad futbolística que contagie.

Un primer tiempo para el bostezo, que no dejó mucho, donde ninguno de los dos equipos pudo crear una jugada neta de gol. El viento soplaba con furia y se tornó el protagonista, ayudando a que el partido sea más aburrido y desprolijo. Más de 28 faltas y 5 tarjetas amarillas hubo en el primer round, lo que desencadenó algunos disturbios con empujones entre los jugadores marroquíes y argentinos. Poca participación de Lautaro Martínez, el cordobés Paulo Dybala frágil en el verde césped, nada de Paredes y De Paul. Muchas patadas y poco futbol nos entregaron estas dos selecciones en los primeros 45 minutos

Para el segundo tiempo, Scaloni comenzó a mover el banco, Ingresó el jugador de River, Matías Suarez, por Lautaro Martínez, Ángel Correa por Rodrigo De Paul y Juan Musso por Esteban Andrada. Poco de Martínez y De Paul que tuvieron su posibilidad de poder mostrarse para una futura citación a la Copa América. En cuanto al 1 de Boca, no fue exigido.

Las ilusiones de argentinos y marroquíes de que este segundo tiempo sea distinto, se despilfarraron cuando corrían los 30 del segundo tiempo y todo parecía un calco al primero, daba la impresión de que el 0 a 0 era ya un hecho.

Sin embargo, a 7 minutos del final Correa rompe el cero con un remate cruzado al arquero marroquí en una gran jugada personal para sentenciar un aburrido partido.







Enviar Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores.




 Sin Comentarios