Argentina se quedó sin notebooks y productos de ensamble nacional
Para frenar la fuga de divisas, el Gobierno cortó el suministro de piezas a los ensambladores. Hay suba de precios, desastecimiento y denuncian contrabando de productos.

| Por redacción Pura Verdad | 

"Sin stock": ese es el comentario que escuchan los argentinos cuando preguntan en comercios de electrónica y supermercados por una notebook. También es la leyenda que leen cuando las buscan en los sitios de ecommerce.

Las continuas suspensiones de producción en las fábricas en Tierra del Fuego y, sumado a ello, las mayores complicaciones de compañías que se dedicaban a importar con marca propia redujeron drásticamente los inventarios.

Pero el golpe de gracia lo dieron las sucesivas medidas sobre el mercado cambiario, tendientes a evitar que se "fuguen" los dólares y, por efecto colateral, que ingresen insumos indispensables para la actividad.

Estas trabas no sólo dilatan los trámites sino que muchas veces estos pasan a foja cero. Así, empresarios del sector refunfuñan en voz baja y dan cuenta de la crítica situación que atraviesan, que los deja en pausa hasta que se aquieten las aguas del maremoto cambiario.

En tanto, los clientes se quejan: no hay computadoras y las pocas que se ofrecen están carísimas.



SOS Sillas