Argentina y Venezuela negocian un plan canje
El nuevo embajador argentino en Caracas negocia con el gobierno de Maduro un esquema para complementar insumos. Se trataría de un acuerdo entre Estados. El tema llegó a Sergio Massa.
Argentina y Venezuela negocian un plan canje
En medio del contexto de la guerra en Ucrania y ante el faltante de energía a nivel mundial, la Argentina empezó a negociar con el régimen de Nicolás Maduro un programa contemplado bajo la idea de "plan canje" con Venezuela. El objetivo es recibir gasoil, fueloil y urea de fertilizante a cambio de alimentos, semillas o maquinaria agrícola.

Las tratativas para desplegar este ambicioso plan las empezó a cerrar el embajador argentino en Venezuela, Oscar Laborde, que cuenta con el visto bueno del presidente Alberto Fernández y también de funcionarios del equipo del superministro de Economía, Sergio Massa. El flamante enviado argentino a Caracas ya dialogó el tema con Maduro y ahora entrarán a debatir los detalles técnicos.

El plan canje que empezó a tomar forma en términos concretos también fue dialogado hace 10 días entre Maduro y el embajador Laborde en la reunión que ambos mantuvieron en el Palacio de Miraflores, donde el dirigente kirchnerista le entregó las cartas credenciales al presidente de Venezuela.  

Según confirmaron a El Cronista fuentes diplomáticas, el plan canje con Venezuela se canalizará bajo el paraguas de un acuerdo de Estado a Estado en el que intervendrán los privados. El gobierno de Maduro ofrecerá el envío de buques de gasoil, fuel oil y urea en los próximos meses. A cambio, la Argentina debe acordar con empresas de alimentos, granos y maquinaria agrícola para intercambiar con ellas el combustible que envíe Caracas.

De esta manera, el embajador Laborde trabaja sobre la idea de que los Estados se conviertan en facilitadores de este intercambio comercial que del lado de la Argentina contempla privados. Esto se da en medio de un contexto donde, a raíz de la guerra desatada entre Rusia y Ucrania, hay un faltante mundial de energía.

PROBLEMAS DE GASOIL

En el caso de la Argentina los problemas de falta de gasoil están generando trastornos severos en el transporte de la cosecha del campo y en la industria en general. En cambio, en Venezuela no existen actualmente problemas de abastecimiento de gasoil y fuel oil. Tampoco de urea que en el campo argentino se necesita como fertilizante.

Sin embargo, en Venezuela están necesitados en estos momentos de alimentos, granos y semillas porque el comercio con Rusia, que es su proveedor natural, se ha reducido extremadamente como consecuencias de la guerra y el bloqueo económico que le impusieron a Moscú gran parte de los países desarrollados.

En el caso específico de las semillas y maquinaria agrícola que le enviaría la Argentina a Venezuela se usará por Maduro para desplegar el plan de recuperación de suelos para plantación que se está llevando adelante. De hecho, el régimen de Maduro hizo participar a Irán en este programa de cultivo y aprovechamiento del suelo para producción de alimentos.

Fuentes diplomáticas comentaron a El Cronista que el plan canje fue avalado por el Presidente y que el embajador Laborde lo habló también con el equipo de Massa. También el embajador argentino en Venezuela habló del tema con los ministros de las provincias de Santa Fe y Córdoba para acelerar este programa y trasladar inquietudes a los empresarios agrícolas de esas provincias.

"El mandato que le dio Alberto Fernández a Laborde es que refuerce los lazos comerciales con Venezuela a los niveles históricos", dijeron en la Cancillería. Es que en los últimos años la balanza comercial de ambos países no superó los 180 millones de dólares aunque en el 2002 llegó a ser del orden de los US $2.500 millones.

Según se pudo saber, el conflicto abierto con Venezuela por el caso del avión venezolano-iraní varado en Ezeiza no sería un impedimento para el desarrollo de este programa comercial de intercambio de productos. 

Laborde recibió un mensaje del gobierno de Maduro en el que le planteó que la objeción de Caracas por este tema apunta a la justicia argentina y no al gobierno de Alberto Fernández. Por este motivo, no lo ven como un freno para avanzar con este plan.

Fuente: El Cronista