Diego quería ser embalsamado y exhibido ante la gente
Lo dejó firmado ante escribano público hace un mes y medio. La decisión del velatorio y entierro fue de la familia.

| Por redacción Pura Verdad |

En una charla informal durante los días de aislamiento por la pandemia de coronavirus en su casa en Campos de Roca, de la localidad de Brandsen, Diego Maradona dijo algo inesperado. Lo acompañaba su círculo íntimo, con el abogado Matías Morla, entre los presentes. “Yo no quiero una estatua, no me gustan, a veces no se parecen a la persona. No me gustan. El día que me muera quiero estar yo, quiero que la gente me salude a mí”, sorprendió.

“Pero, Diego, para eso te tendríamos que embalsamar”, replicó el apoderado. “Tendrías que dejarlo por escrito, en un pedido expreso tuyo”, agregó. “Bueno, entonces quiero eso, que me embalsamen”, replicó el Diez.

Maradona, un mes y medio antes de su muerte firmó su deseo ante escribano público. “Yo, Diego Maradona, en uso de mis facultades, quiero dejar expresada mi voluntad para el día de mi muerte, que es que me embalsamen y me exhiban”, señala el texto que rubricó el pasado 13 de octubre. No obstante, la palabra final la tomó la familia original, integrada por sus hijas Dalma y Gianinna, y su ex esposa Claudia Villafañe.

En los próximos días se darán los primeros contactos formales entre el equipo que comanda Matías Morla y la familia para el traspaso de documentos e informes respecto de bienes y posesiones que dejó el Diez, incluida su voluntad.

El que tomó la determinación de no presentarse en el velatorio. Tenía previsto hacerlo después del mediodía, pero llamó por teléfono y le indicaron que el clima se había puesto espeso, con incidentes. “Mi despedida la hice con él en persona y el velatorio debe ser un momento íntimo y familiar”, dijo.



SOS Sillas