Dura crítica de los empresarios al tributo a la riqueza
AEA expresó que el llamado Aporte Solidario aprobado en Diputados atenta contra la “propiedad” y “descapitaliza” a las empresas.

| Por Germán Negro |

Como lo anticipaban de manera individual, los dueños de las principales empresas argentinas, reunidos en la Asociación Empresaria Argentina (AEA), aseguraron que el impuesto a la riqueza “afecta la propiedad privada y descapitaliza a las compañías”.

En un comunicado, la asociación expresó su “desacuerdo total con el proyecto de Ley ‘Aporte Solidario y Extraordinario…' que obtuvo medios de sanción en la Cámara de Diputados”. Esta semana, otras entidades, como la Unión Industrial Argentina, el Foro de Convergencia Empresarial y las entidades del campo, entre otras, también hicieron duras críticas al proyecto que tiene media sanción de Diputados.

“El proyecto genera un desaliento en la comunidad empresarial profunda por cuanto representa una medida que descapitaliza a las empresas y restringe fuertemente su capacidad para producir, invertir y sostener empleos formales. El proyecto afecta la propiedad privada al determinar la superposición del nuevo gravamen sobre otros ya existentes como el de Bienes Personales. Incrementa así muy significativamente la ya elevada carga tributaria que soporta el sector formal de la economía a tal punto que puede llegar a ser confiscatorio”, destacó la entidad que preside Jaime Campos.

“Debe tenerse en cuenta que la suma de los gravámenes sobre los activos podría alcanzar una tasa de hasta el 7,5%, la que se calcula sin considerar las deudas que pudiesen integrar el patrimonio del contribuyente”, agregaron.

También se destacó que no se diferencia entre activos dedicados a producir de otros activos, algo que “afectará negativamente al sector empresario, con lo cual, se profundizarán los problemas que, agravados por la pandemia, soporta desde hace muchos años la economía argentina”.

“Argentina necesita imperiosamente retomar la senda del desarrollo económico sostenido que ha dejado atrás hace muchas décadas. El sector privado es el actor decisivo para hacerlo posible, por cuanto tiene la capacidad de obtener las divisas que permiten hacer mover la economía, generar empleos y realizar las inversiones productivas vitales para el crecimiento”, finaliza AEA.



SOS Sillas