El Gobierno se esperanza con poder vacunar a fin de año
El ministro de Salud prepara un plan masivo para 13,5 millones de personas. Sin embargo, no está claro que haya una vacuna disponible para esa fecha.

| Por Germán Negro |

Mientras negocia con cinco laboratorios que ya se encuentran en fase 3 de experimentación, el controvertido ministro de Salud, Ginés González García, diseña un plan de vacunación masiva y obligatoria contra el Covid 19 para fines de año para no menos de 13,5 millones de personas, entre personal de salud y grupos de riesgo, primer y necesario paso para llegar a toda la población, hacia marzo de 2021. Sin embargo, no está claro que haya una vacuna y dosis disponibles para esa época.

El ministro seguirá un orden establecido de prioridades a la hora de la elección, en cuanto a la o las vacunas estén disponibles. “Primero el cuándo, después el cuántos y por último (aunque no menos importante) el cuánto”, afirman en el Gobierno.

El Ministerio de Salud negocia plazos y precios con cinco compañías: Oxford-Astra Zeneca (Gran Bretaña) Sinopharm (China), Sputnik (Rusia) Jansen y Pfizer (Estados Unidos). Nadie quiere arriesgar una alternativa, pero Pfizer pica en punta para ser la primera según comentan en despachos oficiales. Astra-Zeneca (sufrió la muerte de un voluntario en Brasil), que produce y distribuirá aquí el empresario Hugo Sigman, tiene la ventaja del precio, unos 4 dólares por dosis contra 37 de la empresa Moderna, con la que Argentina aún no firmó acuerdos y que parece destinada únicamente al mercado estadounidense.

También Sinopharm, con la que trabaja la fundación Huésped de Pedro Cahn, está entre las más esperadas.

“Cada uno me habla mal del otro para que le compremos la vacuna a ellos”, resume González García en la intimidad, y da otro detalles: salvo Jansen, el resto de las opciones incluye la obligatoriedad de una segunda dosis que aseguraría su efectividad.

“Hay una ley de vacunas que hay que cumplir. Y más en este caso donde la responsabilidad es individual y colectiva”, afirman desde el ministerio de Salud, aunque no prevén por el momento castigos o penalizaciones para aquellos que decidan no vacunarse.

Cerca del Presidente afirman que Fernández está “preocupado” por la cantidad de muertes que se suceden a diario, y "enojado" con algunos gobernadores por el no cumplimiento de las medidas de prevención y cuidado, con eje en la Mendoza del radical Rodolfo Suárez.



SOS Sillas