El velatorio se interrumpió en medio de un caos
El operativo de seguridad fue desbordado por los fanáticos y obligó a poner fin a la ceremonia de despedida de Maradona.

| Por Germán Negro |

Al ser desbordado el operativo de seguridad en el ingreso a la Casa Rosada para el velatorio de Diego Maradona, cuando cientos de fanáticos empezaron a trepar las rejas del edificio, la familia Maradona decidió suspender el velatorio, que iba a durar hasta las siete de la tarde.

Luego de la decisión de frenar la ceremonia, las fuerzas de seguridad comenzaron a armar un cordón para trasladar el cuerpo de Maradona hasta el cementerio de Bella Vista, donde están enterrados sus padres. En medio, el clima era de extrema tensión.

Los incidentes comenzaron a las 14, cuando la Policía interrumpió la fila de personas que esperaban para ingresar a Casa de Rosada en 9 de Julio y Avenida de Mayo.

La familia Maradona había exigido terminar la ceremonia a las 16:30, lo que tornaba imposible el acceso de las cientos de miles de personas que esperan en el centro porteño para darle el último adiós presencial al mejor jugador de fútbol de todos los tiempos.

El presidente Alberto Fernández intervino y habló con las hijas del fallecido DT de Gimnasia y Esgrima La Plata para extender el velatorio hasta las 19. Sin embargo, la novedad no calmó a los fanáticos que se encontraban en Plaza de Mayo, que empezaron a amucharse en el ingreso al Salón de los Patriotas Latinoamericanos. Desesperados, muchos de ellos empezaron a trepar rejas y tirar vallas.

Algunas personas intentaron acercarse al cajón hasta que intervinieron las hijas del ídolo, que con lágrimas en los ojos se abrazaron al féretro y les pidieron calma a los fanáticos.

En un principio, la familia reacomodó el féretro más lejos de las vallas para evitar nuevos inconvenientes. Finalmente, retiraron los restos mortales del campeón del mundo y se interrumpió la ceremonia. Mientras tanto, decenas de personas ingresaron al Patio de las Palmeras.



SOS Sillas