Garbarino cada vez más complicado
La tienda de electrodomésticos casi no tiene mercadería. Tampoco paga sueldos y ya cerró 105 sucursales en todo el país. Mañana habrá una nueva reunión en el ministerio de trabajo.
Garbarino cada vez más complicado
| Por redacción Pura Verdad |

A las demandas judiciales que le iniciaron acreedores, como Aerolíneas Argentinas y Boca Juniors, y la disputa gremial que encabezan trabajadores de las distintas unidades del grupo, se le suma un nuevo conflicto a Garbarino.

La empresa bajó los pedidos de mercadería y los fabricantes de electrodomésticos y equipos de electrónica comenzaron a interrumpir las entregas hasta que la compañía no regularice el pago de sus abultadas deudas.

"Cada día que pasa son menos los proveedores por el rechazo a seguir abasteciendo a la cadena. Ni siquiera, en consignación", admite una fuente allegada a Garbarino. En dos empresas del sector, también reconocen la situación.

Los mismos empleados hablan de una "parálisis comercial". Aseguran que se registran faltantes de mercadería y que varias sucursales no tienen sistema para operar. "Dentro del hermetismo que Garbarino maneja, sabemos que no están entregando mercadería porque no está pagando", expresó en diálogo con El Cronista una delegada gremial de la compañía.

Como consecuencia, en las redes sociales, se multiplicaron las quejas de los consumidores, que efectuaron compras en los últimos días y aún no recibieron sus productos. Aseguran que Garbarino no les precisa una fecha ni un tiempo estimado de entrega.

Al respecto, la empresa fue imputada debido a presuntas infracciones a la Ley de Defensa del Consumidor, por incumplimientos relacionados con los plazos de envío de sus ventas online, por brindar información confusa y por contar con deficientes canales de atención, según informó el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación. "Se registraron reiterados reclamos por problemas relacionados con la entrega de los productos adquiridos y la falta de respuesta", indicaron desde la cartera que encabeza Matías Kulfas.

La mayor cadena de venta de artículos electrodomésticos de la Argentina intenta ganar tiempo, pero su presente es cada día más crítico, con un pasivo que alcanza los 3349 cheques rechazados por más de $4836 millones, según la Central de Deudores del Banco Central (BCRA).

A medida que pasan los días, se intensifican las protestas de trabajadores. Empleados del área de logística, nucleados en el Sindicato de Camioneros, se movilizaron otra vez a la puerta del centro de distribución de la empresa en La Tablada para hacer escuchar sus reclamos. Este miércoles habrá una nueva marcha al Obelisco de los empleados que pertenecen al gremio de Comercio. No descartan hacer una acción conjunta entre ambos sindicatos.


  VIDEO


SOS Sillas