La sequía impacta fuerte en el agro de Córdoba
En algunas zonas es la peor en 10 años. Afecta al trigo y a la próxima siembra de maíz, lo que se reflejará en la economía de los pueblos y en la recaudación tributaria.

| Por Germán Negro |

La falta de lluvias en varias zonas productivas del país, entre ellas la provincia de Córdoba, afecta el desarrollo de la actual siembra de trigo, que enfrenta la sequía más grave los últimos 10 años. A todo esto, hace una semana en la zona central del país las temperaturas máximas se ubicaron entre 30 y 34 grados, pero luego bajaron bruscamente al punto de registrar heladas.

Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) ya comienza a sufrir fuertes caídas en la próxima cosecha de trigo y problemas que se anticipan para la siembra de maíz. Recordamos que Córdoba es uno de los principales productores del mundo de ese cereal. Por supuesto que todo impactará no sólo en la economía de la zona rural sino también en la recaudación impositiva.

Mientras, el horizonte productivo que prometía el trigo al principio de la campaña, de 21 a 22 millones de toneladas, tiene ahora estimaciones de 18 a 19 millones de toneladas.

En solo un mes se duplicó la superficie de lotes de trigo en condiciones regulares a malos, calculándose en 2 millones de hectáreas: “La clasificación semanal de humedad del suelo a nivel nacional marca una situación de déficit hídrico que supera a la del 12 de agosto del 2010, aunque no es tan grave como la observada en el 2009. El panorama es complejo teniendo en cuenta que no hay señales de registro de lluvias para lo que va del presente mes. A todo eso se suma que siguen pendientes y en dudas muchas aplicaciones de fertilización nitrogenada”, dijeron desde la BCR.

La falta de lluvias también afectaría la próxima siembra de maíz, cuando tan solo faltan 15 días para el inicio de las tareas. “Comenzar el ciclo de granos gruesos con una deuda tan grande de milímetros y con pocas chances de recuperar el estado hídrico de los suelos en las semanas que siguen, es una mala noticia para el sector”, señalaron desde la Bolsa de Rosario
“En las zonas afectadas por la falta de agua, para sembrar se necesitan desde 30 milímetros, y van creciendo hacia el oeste, hasta poco más de 100 milímetros. Falta agua en los primeros 50 centímetros del suelo, pero las reservas son insuficientes en el perfil en profundidad. Y las napas también están más bajas que el año pasado. Claro que hay que exceptuar algunas zonas del este, en especial Buenos Aires”, se dijo desde BCR.



SOS Sillas