Las 89 familias de Camoatí ya tienen sus respectivos medidores de agua
Hace dos meses la municipalidad inició los trabajos en este asentamiento de Villa El Libertador, casi 9 años vivieron abasteciéndose de un grifo de agua.

| Por Analía Romero Asef |

La Cooperativa Camoatí venía hace años pidiendo agua potable, pasaron tres intendencias y esta gestión recién los colocó dentro de su agenda. Unos caños delgados conectados al grifo, que salía del Príncipe de Asturias, mantenían a las familias con agua. “El problema es que no a todos el agua llega con presión, eso depende de la cercanía al pico”, contó en su momento Gerardo Godoy, referente de Camoatí.

Hoy con la emoción de quien festeja un triunfo, el mismo Godoy asegura: “Va todo encaminado, la red de agua ya está puesta. Cada frentista tiene su caja con su respectivo medidor”.

En Camoatí viven muchos niños que a diario colaboraban con sus padres acarreando agua o esperando que ese día la presión les permitiera al menos, lavarse las manos. Algunos niños no entienden por qué el sabor a plástico del agua, cuando esa ración que salía del grifo la consumían en alguna de sus comidas.

“Estamos teniendo asistencia por parte de habitat de la municipalidad, para los vecinos que no cuentan con un tanque, o no tengan posibilidad de conectarse a esa caja, se los va a asistir”, contó Gerardo, sin poder contener su felicidad.

Según relató el hombre, esta semana comenzarán a poner el tendido eléctrico, para abastecer de energía al barrio. “Por ahora se pusieron postes de madera, esperemos podamos conectarnos todas las familias”, manifestó.

“La obra va bastante rápido y las familias están contentísimas”, dijo. La alegría de Gerardo cuando lo cuenta es indescriptible, ya que él, mejor que nadie, puede relatar las peripecias de vivir sin agua y sin luz. No es para menos la emoción, después de tanto tiempo esta nueva obra los hace fuertes, por fin podrán vivir dignamente, y por supuesto, formar parte del sistema.



Avec