Las academias de danzas piden volver a abrir con protocolos
Las clases virtuales no alcanzan para cubrir los gastos. Piden reanudar la actividad con protocolos y ser escuchados por el Gobierno.

| Por Nicole Turello |

Las academias de danzas se reunieron para mostrar la preocupación y la crisis económica que están viviendo a causa de la pandemia del coronavirus.

Matías Brex, directivo del estudio de danza Brex Tobares habló con este medio y admitió que desde el inicio de la cuarentena este sector está prácticamente sin trabajo.

“Estamos con las clases online, que no se cobran de la misma manera que las presenciales” comentó. Agregó que en su caso tienen un 30% de los alumnos que están tomando esta modalidad, por tratarse de una academia con 20 años de trayectoria y gran masa de alumnos, pero que esto no sucede en los estudios más pequeños.

“Son 300 academias de danzas aproximadamente que hay en Córdoba y hay algunas que han decidido cerrar o no continuar con los contratos”, manifestó Brex con preocupación. El aislamiento pega con más impacto en los pequeños emprendedores pero también en las grandes superficies con un número alto de docentes y de personal.

“Queremos volver a trabajar con protocolos de trabajo”, contó y agregó que la idea de la agrupación de academias es llegar al Gobierno provincial para que comprenda la situación.

La iniciativa es mantener un diálogo y esbozar un protocolo, aunque por el momento manejan algunas propuestas en busca de respuestas. “Tenemos espacios grandes y podría haber distanciamiento social con grupos reducidos de alumnos. Se puede usar barbijos”, propone el directivo del estudio de danza.

“No trabajaríamos con personas mayores a 60 años”, comenta y además sugirió contar con un sistema para medir la fiebre en el ingreso al establecimiento.

“Tampoco se podría acumular gente en recepción y dejaríamos espacio entre clases para desinfectar el lugar”, continúa Matías sobre las medidas que diseñaron las academias.

El tema del alquiler es otro punto de quiebre. Explican que en muchos casos no son propietarios de los espacios y que es fundamental la prórroga de pagos, teniendo en cuenta también en que la actividad se reanudará con lentitud por la situación económica y por el miedo al contagio.

Finalizan con el pedido de ser entendidos como un rubro vinculado al deporte y la expresión artística. “Dentro de los subsidios del Estado, pedimos que se tenga en cuenta este rubro totalmente desatendido”, concluye Matías Brex.



Ebano Maderas