Más de 30 respiradores donados por Messi llevan meses abandonados en un depósito
Mientras la segunda ola de la pandemia azota a la Argentina y pone en jaque al sistema de salud, en la ciudad de Rosario hay 32 equipos médicos donados por el astro del fútbol que siguen guardados a la espera de la aprobación de la ANMAT.
Más de 30 respiradores donados por Messi llevan meses abandonados en un depósito
| Por redacción Pura Verdad |

El 8 agosto de 2020 llegaron al país 32 respiradores donados por Lionel Messi para paliar los efectos del Covid-19 en su ciudad natal. Estos elementos de respiración artificial, son vitales para combatir los pacientes en gravedad, sin embargo, están a la espera de la aprobación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), mientras siguen depositados en el aeropuerto Islas Malvinas de la ciudad de Rosario.

El objetivo de la donación que llegó en un vuelo privado desde Barcelona, era que fueran repartidos en los diferentes hospitales y clínicas de la ciudad.

Cuando un equipamiento médico ingresa a Argentina, se inicia un proceso de validación que debe ser autorizado por ANMAT. Una fuente cercana a los trámites pertinentes explicó que el proceso “está como en una especie de limbo porque no se pueden completar los trámites de Aduana. Y hasta que no se presenten los papeles, seguirán en el depósito fiscal”.

Se esperaba que llegaran 12 respiradores más después de esta tanda, pero el envío se frenó debido a la tardanza de los 32 que arribaron en agosto.



El jugador de Barcelona ya había hecho una importante donación a la Fundación Garrahan de respiradores artificiales, bombas de infusión y monitores multiparamétricos, los cuales fueron repartidos en diferentes centros de salud del país.

Además, el astro del fútbol mundial había donado 500 mil euros en marzo de 2020 a través de la campaña de recaudación “Juntos por la Salud Argentina”, impulsada por la Fundación Garrahan, que ayudó a equipar con insumos a distintos hospitales y clínicas de la Argentina.




SOS Sillas