Mitos y verdades sobre el cuidado del cabello: Qué hacer y qué no
¿Si te sacas una cana te saldrán más? ¿Es necesario lavarse el pelo todos los días? Conocé todas estas respuestas y más.
Mitos y verdades sobre el cuidado del cabello: Qué hacer y qué no
| Por redacción Pura Verdad |


Cuando de cabello se trata, hay una cantidad de mitos inagotables que muchas veces no sabemos de dónde vienen o quién las dijo, pero se repiten.

Para evitar seguir pautas erróneas y mantener nuestro cabello y cuero cabelludo en perfecto estado, especialistas elaboraron el siguiente listado de mitos y verdades.


1- Lavarse el pelo todos los días causa la caída del cabello: Falso

Muchas personas piensan que lavarse todos los días el pelo provoca la caída porque encuentran en la ducha cabellos después del lavado, pero esto no es así.

Al contrario, mantener tu cabello limpio, y eliminar el exceso de productos, contaminantes naturales u otros elementos ayudarán a mejorar la salud de tu cabello y cuero cabelludo. Recuerda que cuando te laves el pelo debes hacerlo con mucha suavidad, ya que el pelo mojado es muy débil y delicado y lo puedes castigar si lo maltratas.

Es muy importante usar los shampoos indicados para cada tipo de cabello, ya que no es lo mismo si lo tienes muy castigado, fino, con color o con caspa.

2- Aplicar una mascarilla o tratamiento hidrante a diario en lugar de un acondicionador hará que el cabello esté más saludable: Falso

La rutina de lavado diaria debe incluir el shampoo y el acondicionador, esta es la combinación perfecta para tu lavado frecuente. El acondicionador le dará a tu cabello suavidad, brillo, e hidratación. Su consistencia es ligera, de fácil aplicación, y lo debes dejar actuar entre 1 a 3 minutos. Un tip importante: lo debes aplicar solo de medios a puntas, no tienes que aplicarlo en el cuero cabelludo.

La mascarilla se recomienda como tratamiento semanal o quincenal, dependiendo de cuantas veces a la semana te laves el cabello.

3- El talco ayuda a eliminar la grasitud en el cabello: Verdad

Si te lavas el cabello cada 2 ó 3 días, puede ser que sientas que tu cuero cabelludo y cabello están grasosos. En ese caso, puedes utilizar talco para eliminarlo, pero hay que tener mucho cuidado en la forma de aplicarlo. Debes ponerte un poquito de talco en las palmas de las manos y frotarlas. Luego pásalas sólo por las raíces. Si te pones mucho talco y tienes el pelo oscuro, se notará.

La opción Moderna del talco es el dry shampoo o shampoo en seco, el cual elimina la grasitud, te refresca el aroma del cabello y además te aportará volumen.

4- Si te sacas una cana te saldrán más canas: Mito

Las canas como cualquier otro cabello crece y se cae. Cuando se cae, ya hay otras canas que vienen en camino y están saliendo, pero esto es parte del proceso de cada cabello.

Y las canas van apareciendo en forma paulatina por el envejecimiento, a medida que vamos perdiendo la melanina, que es la que establece el color de nuestro cabello. A mayor cantidad de melanina, más oscuro nuestro cabello.

5- Lavarse el cabello todos los días no es necesario: Verdad

El cabello hay que lavarlo 2 ó 3 veces por semana. No es necesario lavarlo más seguido, a pesar de que algunas personas lo laven todos los días.

Nuestras glándulas sebáceas producen el sebo o la grasitud necesaria para hidratar nuestro cabello de forma natural, si lo lavamos todos los días no permitimos que esto suceda.

Además si tienes realizado algún trabajo de color, al lavarlo menos seguido ayudará a que tu color este más vibrante, dure más tiempo y no se sensibilice. En caso de que quieras refrescar tu cabello podes utilizar el dry shampoo o shampoo en seco.

6-La alimentación correcta ayudará a que tengas una melena espectacular: Verdad

La alimentación es prioridad para tener un cabello fuerte, sano, brillante y espectacular como a ti te gusta. Consumir proteínas, minerales y vitaminas puede ayudar a reducir la grasa, la caspa o directamente la caída del cabello.

Para mantener un cabello fuerte y sano, es importante seguir una dieta equilibrada que contenga nutrientes que fortalezcan el folículo piloso.