No desaprovechar el viento de cola

| Por Dante Rossi (*) |

Terminada la pandemia, varios economistas están advirtiendo algunas situaciones internacionales que pueden favorecer a la Argentina.

La asunción del Presidente Joe Biden en Estados Unidos marca la posibilidad de acercar posiciones con la administración demócrata, que tal vez sea más permeable al ingreso de algunos de nuestros productos al mercado.

El precio de los commodities se mantiene alto, generando un importante ingreso de divisas. La relación comercial con Brasil parece haberse encarrilado. Las exportaciones a China aumentan, y existen buenas posibilidades de vender a la India. El problema parece radicar en la visión que tiene el gobierno nacional.

Nadie duda que en lo inmediato la argentina necesita imperiosamente exportar productos primarios, para sí generar el ingreso de los dólares que escasean en este momento.

Pero, en vez de propender al diálogo y a la cooperación, la  administración de Alberto Fernández no plantea un buen clima de negocios.

Hace unos días se decidió suspender temporalmente la exportación del maíz, generando la reacción de los sectores vinculados al campo. A poco de andar, se dejó sin efecto la medida. 

Luego, la Vicejefa de Gabinete del Gobierno Nacional Cecilia Todesca, admitió que estaba en carpeta la posibilidad de aumentar las retenciones al campo. Tras el diálogo con las entidades del campo, se resolvió no avanzar en el tema.

Dichas manifestaciones atentan contra un sector productivo vital para la recuperación de la argentina, en un momento donde el precio de los commodities favorece las exportaciones.

Vaya paradoja: mientras la soja aumenta a u$s 515 y el maíz alcanza su máximo valor en siete años, en nuestro país se genera un enfrentamiento entre el gobierno y el campo.

Si a eso le sumamos los días en que los puertos estuvieron cerrados por medidas de fuerza de los gremios, en panorama no puede ser más desalentador. Necesitamos hoy más que nunca no desaprovechar el viento de cola.

(*) Legislador Provincial UCR



SOS Sillas