Qué pasa después de los incendios
Marcela Cioccale, bióloga y secretaria de investigación de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Córdoba, dijo en Hora de Noticias de Kuarteto.com Radio 91.3  que el plan de renacimiento de la flora, fauna y recuperación del suelo llevan el ritmo de la naturaleza. 

| Por redacción Pura Verdad |

Entre 1999 y 2020, el fuego dañó casi un millón de hectáreas, es decir, una superficie total superior a 12 veces Córdoba Capital.

La Provincia de Córdoba ha sufrido en este 2020 una trágica serie de incendios que afectan en mayor parte a nuestros bosques nativos y a la fauna silvestre. Los incendios forestales, que ya arrasaron con 190.000 hectáreas este año, son fenómenos recurrentes en regiones mediterráneas tanto en sistemas agrarios como naturales de montaña y contribuyen a la pérdida o degradación de los bosques nativos, reduciendo la biodiversidad y afectando la protección del suelo y la retención de agua.

Cómo será el día después

La Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Córdoba cuenta con múltiples equipos y especialistas en problemáticas ambientales que hace años vienen estudiando la biodiversidad en nuestra provincia, como así también en diferentes métodos de alerta temprana que permitan anticipar posibles focos de incendios.

Según dicen, la recuperación del ecosistema requiere analizar distintos aspectos: No es lo mismo recuperar la biomasa vegetal, que la restauración del suelo o la fauna, ya que cada uno tiene su tiempo. 

La articulación de acciones de recuperación de los suelos afectados por los incendios son determinantes. La Dra. en Ciencias Geológicas Gabriela Sacchi, investigadora y docente de la Facultad, considera que una forma de recuperar las superficies es asegurando que la vegetación post incendio se establezca junto con una reforestación planificada estratégicamente. Señala la importancia de articular el tiempo de rebrote de la biomasa vegetal con vegetación que pueda introducirse.

“Los especialistas deben analizar qué especies se deben plantar, sabiendo cuáles son las más adecuadas y evitando algunas peligrosas que pueden llegar a ser invasivas o no aptas para las condiciones ambientales del sitio. Esta rehabilitación ecológica del sistema suelo-planta, constituye una acción tendiente a mitigar las posibles pérdidas de nutrientes y favorecer la recuperación de las propiedades de suelo”, dijo Sacchi. 

A su vez, la Dr. Marcela Cioccale, bióloga y Seretaria de investigación de la Facultad de Ciencias Exactas dijo en Hora de Noticias de Kuarteto.com Radio que "cada especie tiene su ritmo de crecimiento, y de eso depende el rebrote. La naturaleza tiene muchas variables para reterminar el renacimiento".

En lo que respecta a la flora,  Romina Torres, Doctora en Ciencias Biológicas, manifestó que luego de los incendios, existe la posibilidad de que la vegetación leñosa rebrote. Esto se debe a que cuando un árbol se quema en la superficie, suele continuar sobreviviendo gracias a que sus raíces se mantienen con vida dentro del suelo. Por eso, el crecimiento de los rebrotes es mucho más rápido que la reforestación.

Sobre esto, Cioccale dijo en Hora de Noticias que "se pueden recuperar los bosques nativos con estrategias y tiempo, pensando en evitar ciertas cuestiones que limitarían el crecimiento establem, como por ejemplo la ganadería y la presencia de las urbanizaciones. 

Los reiterados incendios han producido daños irreparables en el hábitat de los animales y hasta el momento no se conoce la dimensión del daño tras los incendios. En este contexto, dialogamos con Daniel Gómez Rojas, médico veterinario y estudiante de la Maestría en Manejo de Vida Silvestre.

En lo que respecta a la fauna, Gómez Rojas propone una serie de protocolos que apuntan al rescate de mamíferos terrestres silvestres de las áreas con riesgo de incendios forestales. Su trabajo se focaliza en las Sierras de la Provincia orientado a la disminución del riesgo de pérdida de especies en peligro de extinción.

Para cerrar, la bióloga, resltó que la spequeñas lluvias ayudan a que los ríos no sean contaminados con los restos de los incendios, sino que el suelo se asiente y se disponga a la renovación.





SOS Sillas