Sanadores egipcios: “En Cura Brochero era un régimen militar”
Lucas de Olmos, abogado de un denunciante, explicó a Pulxo que su cliente fue aislado de la familia, trabajaba y hacía depósitos bancarios sin beneficiarse. Ya hay nueve detenidos por la causa y la Justicia intenta determinar si se cometieron estafas.

| Por redacción Pura Verdad |

La causa de los llamados “sanadores egipcios” ya tiene nueve detenidos y al menos diez sospechosos por ofrecer terapias de curación a cambio de retribuciones económicas. Sobre el tema, el abogado de Maximiliano Isiksonas,  una de las víctimas, habló en Pulxo.

“Él se presenta sabiendo que iba a quedar detenido”, comentó Lucas de Olmos quien dijo que su cliente fue víctima del titular de la Fundación.

De Olmos agregó que Isiksonas “trabajaba, hacía depósitos y nunca se benefició” y que previo a esta actividad se dedicaba a la compra y venta de muebles. “Comienza a ir a los cursos que se hacían en un hotel céntrico” y que luego formó parte de la Fundación que se trasladó a Cura Brochero: “La idea era irse para allá por el tema del coronavirus”.

“En Cura Brochero era un régimen militar. Había empezado con la plantación de frutales, arreglando el lugar y se autoaislaron”, especificó el abogado que indicó que su cliente “volvió en agosto cansado del maltrato”.

Según su relato el hombre de 42 años tenía un perfil “muy permeable e influenciable” y “hacía tres años no veía a su madre” porque había sido “aislado” de sus familiares.

“Yo creo que ahora le cayó la ficha y ahora entendió que fue una manipulación. Lejos está de ser miembro de esta asociación ilícita”, aclaró el letrado.

Escuchá las declaraciones de Lucas de Olmos a Pulxo:

  VIDEO
  VIDEO
  VIDEO
  VIDEO


Ebano Maderas