Si se repiten los resultados, el oficialismo perdería el quorum
El oficialismo perdió en seis de las ocho provincias que eligen senadores y quedó al borde de perder la mayoría propia. Juntos por el Cambio podría sacar ventaja en la Cámara Baja.
Si se repiten los resultados, el oficialismo perdería el quorum
| Por redacción Pura Verdad |

Los resultados de las PASO dejó al Frente de Todos a punto de perder el cuórum en el Senado, lo que significaría un duro golpe para la vicepresidenta Cristina Kirchner, mientras que en la Cámara de Diputados podría perder la primera minoría a manos de Juntos por el Cambio.

Si en noviembre se repiten los resultados de las PASO, el bloque de Máximo Kirchner pasará a tener 115 integrantes y Juntos por el Cambio, 118, según los datos de las mesas escrutadas al cierre de esta edición.

En la provincia de Buenos Aires, de las 35 bancas a renovar, 16 serían para Juntos por el Cambio, 14 para el Frente de Todos, dos para la izquierda, dos para la lista de José Luis Espert y la restante para Florencio Randazzo. En CABA hay trece bancas en juego, de las cuales siete serían para Juntos por el Cambio, tres para el Frente de Todos, dos para la lista de Javier Milei y una para la izquierda.

En Córdoba, donde se renuevan nueve bancas, Juntos por el cambio se quedaría con cinco, Hacemos por Córdoba con tres y el Frente de Todos retendría la única que hoy tiene. En Corrientes, en tanto, Juntos por el Cambio obtenía dos de los escaños en juego y el Frente de Todos, el restante, por lo que no habría cambios.

En Santa Fe, otra provincia con un recambio importante, Juntos por el Cambio obtendría cinco bancas; el Frente de Todos, tres; y el Frente Amplio Progresista, una. En Salta hay tres lugares en disputa: dos serían para Juntos por el Cambio y uno para el oficialismo nacional. En Neuquén, el Movimiento Popular Neuquino se quedaría con dos, y Juntos por el Cambio con uno.

El reparto en Mendoza no arrojaría sobresaltos: tres escaños para Cambia Mendoza y dos para el Frente de Todos. En Jujuy la izquierda podría alzarse con una banca, y las dos restantes serían para las dos principales fuerzas. En Formosa la distribución también sería uno y uno.

En Tucumán, las cuatro bancas en juego se repartían en partes iguales, dos para cada uno de los dos principales frentes, y lo mismo sucedería en Tierra del Fuego, con una banca para cada uno. En Santiago del Estero, el Frente Cívico, el partido que gobierna la provincia y que está integrado al Frente de Todos, retenía las tres bancas en juego.

En Santa Cruz hubo sorpresa: se reparten tres bancas y, como Juntos por el Cambio le ganó al Frente de Todos, la relación de fuerzas quedaría dos a uno. Otra provincia donde se distribuyen tres escaños es San Luis y el dato es que el Frente de Todos salió quinto y quedó afuera del reparto. Ganó la lista del exgobernador Claudio Poggi, que se quedaría con dos lugares. El restante sería para la alianza Fuerza San Luis.

El Frente de Todos también quedó fuera de juego en Río Negro: de las dos bancas en disputa, una quedaría para el oficialismo provincial y otra para Juntos por el Cambio. Lo mismo sucedía en Misiones, donde dos de los escaños quedaban para Juntos por el Cambio y el restante, para la Renovación, el partido que gobierna el distrito.

En La Rioja, el peronismo obtenía un buen resultado y se quedaba con las dos bancas a repartir (hoy tiene solo una). En cambio, en La Pampa sufría una dura derrota y la relación de fuerzas se invertía a favor de Juntos por el Cambio, que se quedaba con dos de los tres lugares.

La proporción en Entre Ríos quedaba igual que ahora, es decir, tres bancas para Juntos por el Cambio y dos para el Frente de Todos. También en Chubut, con una banca para cada alianza, y en Chaco, con dos para cada una. En Catamarca, el peronismo retenía las dos actuales, y la oposición la restante. En San Juan, habría dos lugares para el Frente de Todos y uno para Juntos por el Cambio.


  AUDIO


SOS Sillas