Solo el 30% de los estudiantes de la policía aprueban el apto psicológico para portar armas
Así lo afirmó el jefe de Medicina Laboral de la Policía de Córdoba, Gabriel Bosque a Kuarteto 91.3. Tras dos femicidios cometidos por agentes policiales, desde la jefatura buscan reforzar las capacitaciones sobre violencia de género y “política preventiva”.
Solo el 30% de los estudiantes de la policía aprueban el apto psicológico para portar armas
| Por redacción Pura Verdad |

Los últimos dos femicidios registrados en la provincia de Córdoba fueron cometidos por efectivos de la Policía de Córdoba con sus armas reglamentarias, y volvieron a poner en debate el tema de los controles de salud mental para los agentes que portan armas. Carolina Figueroa fue asesinada en la madrugada del domingo 10 de octubre en Alta Gracia, y Romina Depretris recibió un disparo mortal el 4 de octubre pasado, en la localidad de Silvia Pellico.

Gabriel Bosque, jefe de medicina laboral de la Policía contó al aire de Kuarteto Radio que "todas las personas desde que se inscriben a cualquier institución educativa policial pasan por un filtro de selección y allí la salud psicológica juega un rol muy importante porque solo un 30% aprueba el apto psicológico".

Bosque señaló que para ser suboficial u oficial de la Policía de Córdoba debes estudiar por tres años y durante ese tiempo "hay un seguimiento año a año por parte del personal de psicología y se hace una evaluación antes del egreso y portación armas, después de aprobar pasa a ser personal policial vigente y se continúa con un seguimiento con controles periódicos por lo menos una vez al año".

Al ser consultado sobre los casos de gatillo fácil y los recientes femicidios cometidos por agentes policiales, el jefe de medicina laboral policial señaló que "todo personal policial que hace uso del arma en cualquier circunstancia se le hace un resguardo preventivo del armamento y debe pasar por un control psicológico y si lo aprueba se le devuelve el arma".

Escuchá las declaraciones de Gabriel Bosque a Kuarteto Radio:




SOS Sillas