Sputnik: Rusia privilegia a su gente y afecta a la Argentina
El plan de vacunación de Alberto Fernández volvió a recibir otro revés. No tendrá en el corto plazo las grandes partidas de Sputnik V que esperaba porque Moscú reconoce que no tiene suficiente producción.

| Por Germán Negro |

Las declaraciones que llegaron ayer de Moscú volvieron a generar preocupación en el gobierno de Alberto Fernández. Aunque ya lo sabían, el hecho de que se haga público desde la capital rusa fue otro golpe a la credibilidad hacia un plan de vacunación que no se viene cumpliendo de la manera anunciada.

De la mano de los contactos de Cristina Fernández, el Gobierno argentino apostó mucho a las dosis que llegarían desde el instituto Gamaleya. Pero, Rusia no tiene capacidad para satisfacer la demanda de la vacuna Sputnik V, según reconoció el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov.

“La demanda de la vacuna rusa en el exterior es realmente alta. Es tan alta que supera considerablemente las capacidades productivas”, afirmó.

En la Rosada ya tenían el dato de que la vacuna rusa contra el Covid llegará a cuentagotas, como lo fue haciendo hasta el momento. Lo más a mano que tienen ahora es la llegada de partidas de AstraZeneca Oxford, que también encuentra problemas.

La oposición aprovecha para poner en el espejo la situación de Chile, que optó por no tener una visión geopolítica del tema y optó por laboratorios de distinto origen para iniciar un plan de vacunación que alcanza a unas 200 mil personas por día.

El jueves, el representante del presidente ruso señaló que “la campaña de vacunación nacional es nuestra prioridad absoluta. Han sido movilizadas todas las capacidades de producción, que en primera instancia trabajan para el mercado interno”.

El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, informó en su blog que en la capital rusa ha sido inoculadas cerca de 600.000 personas desde el inicio de la campaña, al resaltar que el remedio ruso “ha probado su eficacia y seguridad”.

Además, añadió que “muchos países se han mostrado interesado en el fármaco”. De acuerdo con el Fondo de Inversiones Directas de Rusia (FIDR), en la actualidad 27 países --sin contar Rusia-- en Europa, América Latina, Oriente Medio, África y Asia han registrado oficialmente la Sputnik V.

El director del FIDR, Kiril Dmítriev, declaró al diario Financial Times, Rusia firmó contratos con 15 farmacéuticas de diez países, que podrían producir alrededor de 1.400 millones de dosis que servirían para inocular a 700 millones de personas.

Se trataría de producciones en China, la India, Corea del Sur e Irán, destinadas a la exportación a terceros, mientras que países como Serbia y Brasil producirán para consumo interno. Pero todo está aún en veremos.

Mientras, se desconoce el número total de vacunados en toda Rusia, donde el número de contagios de coronavirus mantiene su tendencia a la baja, al detectarse 13.447 nuevos casos en las últimas 24 horas para un total de 4.125.598 infectados desde el inicio de la pandemia. Ese país ocupa el cuarto lugar a nivel mundial por número de contagios, superada por EEUU, la India, Brasil y el Reino Unido.



Ebano Maderas