Tormenta Filomena en España: Bajo la nieve sin clases ni luz
Calles anegadas, árboles caídos, cortes de luz y suspensión de actividades son las consecuencias de la nevada más fuerte en 100 años. Cómo la viven los cordobeses radicados en España.

| Por redacción Pura Verdad |

España vive una tormenta de nieve sin precedentes en el último tiempo que ha causado la preocupación de las autoridades nacionales. La preocupación por reestablecer los servicios, brindar asistencia a los damnificados y liberar las calles es cada vez mayor.

Agustina Pedano es una periodista cordobesa radicada en Madrid, y al aire de PLX Pulxo contó la experiencia de estar bajo metros de nieve.

“Hace 100 años no se vive una nevada como esta”, recordó la exconductora de Gamba y Nivel Uno.

Pedano relató que las ciudades no están preparadas para nevadas de tal magnitud, por lo que los días posteriores a la gran nevada fueron los peores. “Hay problemas de luz y gas, sabemos que la nieve cuando se congela rompe caños”, aclaró.

Los cortes de servicios con temperaturas inferiores a los 10 grados bajo cero no entran en la cabeza de un argentino. “Estuvimos los días más fríos de Madrid sin calefacción”, relató la periodista que inicia su jornada con -13°C.

“Las calles están anegadas y las clases están suspendidas hasta el lunes”, sumó sobre el estado de la ciudad que cuenta con la ventaja de un sistema de transporte bajo tierra: “El metro funciona perfecto”.

“Muchos de los servicios públicos también están suspendidos y cada vecino se ocupa de mover la nieve”, agregó Pedano sobre la solidaridad que existe en situaciones extremas donde los abrigos disponibles no alcanzan.

El resto de las restricciones se combinan con las de la pandemia, que en Europa vive la segunda ola de coronavirus. Según explica la periodista las restricciones varían según las comunas o distritos, en el caso de Madrid, hay toque de queda a la 1 de la mañana y en el país español exigen PCR para viajar a otro país o localidad, que sólo es gratuito si la persona presenta síntomas o ha sido contacto estrecho.




SOS Sillas