Un periodista a juicio por amenazas a la miss Argentina
Ignacio Morero, periodista de Jesús María, enfrentará a la Justicia. Habría amenazado a Alina Akselrad, la representante argentina en Miss Universo. “Te vamos a quemar la carita con ácido”, fue uno de sus dichos.
Un periodista a juicio por amenazas a la miss Argentina
| Por redacción Pura Verdad |

La fiscalía de Jesús María elevó a juicio la causa por amenazas a la reina de belleza Alina Akselrad. En ese expediente que pronto será enviado a una cámara del Crimen de Córdoba para que haga el debate oral debe responder por amenazas calificadas, el periodista, Ignacio Tomás “Nacho” Morero de 28 años de edad.

“Te vamos a quemar la carita con ácido. Pensá si vas a seguir en el reinado, porque no sé cuánto tiempo más vas a seguir con esa carita”, fue una de las expresiones que debió escuchar la candidata a Miss Universo Alina Luz Akselrad durante un llamado realizado a su celular durante una madrugada de marzo de 2019. El juicio incluirá ese y otros hechos intimidantes en contra de la reina de belleza y de su madre.

La causa había sido elevada a juicio el pasado 8 de abril por el fiscal de Instrucción Monti y recurrida por el defensor de Morero, el abogado Guillermo Naum. Ahora, el juez de Control Morales rechazó los argumentos defensivos y confirmó que el caso debe ventilarse en audiencia oral y pública en la que el periodista radial deberá responder por “amenazas calificadas por el anonimato”.

Entre otros argumentos que rechaza el juez Morales en su decisión conocida esta semana está el de que Akselrad ya conocía la identidad de quien la habría amenazado. El magistrado consideró irrelevante ese y otros argumentos y confirmó lo actuado por Monti.

Las amenazas empezaron cuando la familia de Alina Akselrad alquiló una casa en Colonia Caroya, cuando se consagró Reina de la Frutihorticultura de esa ciudad.

La reina de belleza es asesorada por el abogado Fernando Moyano, quien actúa en la causa como querellante. Su presentación incluyó en un pendrive con las grabaciones de las llamadas intimidantes que fueron confirmadas por los gabinetes técnicos de Policía Judicial.

Moyano también aportó capturas de pantallas de WhatsApp, material de redes sociales como Facebook, registros de llamadas y otras evidencias que avalan de modo unívoco el resto de la prueba.

A su vez, el fiscal consideró en su elevación a juicio que esa prueba técnica es coherente con lo que declararon Alina y su madre, también supuesta víctima de las amenazas.

Según el expediente, al enterarse de que su voz había sido reconocida, “Nacho” Morero se comunicó con Silvia Toraño, madre de Alina, para pedirle disculpas, reconoció haber hecho las llamadas y agregó que se trató de una “joda zonza”.

Siempre según las actuaciones, en esos diálogos el periodista no sólo le reconoce la participación de las otras personas, sino que, además, le dice que estaban todos en la radio donde trabajaba usando el teléfono de la emisora.

Más tarde, la madre de la postulante a Miss Universo aportó a la Fiscalía de Jesús María capturas de pantalla de WhatsApp donde constan los diálogos con “Nacho” Morero.

La mamá de la víctima  relató que su hija Alina, que por entonces era “Embajadora Cultural y Turística” caroyense, también recibía llamadas de similar tono.

Toraño tomó la precaución de grabar las conversaciones y logró que numerosas personas identificaran la voz del periodista, que por esa época se escuchaba en la radio de Jesús María. La instrucción apunta que en las llamadas se oyen voces y risas y que se identifican voces (con nombres y apellidos) de varones y mujeres que estaban en una reunión.


  AUDIO